La prenda de ropa que nunca debe faltar en tu armario y que siempre te acompañará allí donde vayas es tu par de jeans favorito. Los vaqueros perfectos son cómodos, te sientan bien y combinan con toda tu ropa. Puedes llevarlos en todo tipo de situaciones, incluso para trabajar.

No obstante, encontrar unos jeans perfectos no suele ser fácil, y seguramente hayas necesitado probarte muchos hasta encontrar tus vaqueros ideales. Para mayor desesperación, aunque por fin hayas encontrado a tu compañero ideal, sigues siendo consciente de que la esperanza de vida media de unos jeans no se acerca, ni por asomo, a la de un ser humano.

No sufras, porque vamos a darte una serie de consejos para reparar denim que conseguirán alargar la vida de tus prendas favoritas de forma original, para que tu estilo sea objeto de diferenciación. Si no quieres tener que salir a la búsqueda de tu pantalón denim ideal cada poco tiempo o si te interesa conservar tus vaqueros antiguos porque les has cogido especial cariño, sigue leyendo.

Parches internos

En lugar de zurcir los agujeros, el objetivo de los parches internos es hacerlos destacar, que se conviertan en una «ventana». Lo ideal es utilizar parches que contrasten con el tono de tus vaqueros denim para conseguir que el pequeño trozo de tela visible llame la atención. Además, puedes dar unas puntadas con un hilo de color junto al agujero para añadir formas decorativas. Poner de este tipo de parches es muy sencillo y, por lo general, te bastará con un poco de práctica para hacerlo.

Parches externos

Es otra opción con la que conseguimos justo el efecto contrario, tapar por completo el agujero. Los hay de muy diversos materiales, formas y tamaños, puedes buscar uno adaptado al tamaño del agujero o escoger uno mucho más grande que ocupe gran parte de la pierna. O incluso puedes apostar por un parche con una forma curiosa. ¡Seguro que encuentras parches originales que representen tu estilo personal si buscas a fondo!

Estilo boro

El boro es un estilo que ha resurgido en los últimos años y que consiste en utilizar tejidos hechos de remiendos para crear una apariencia rugged con varias capas de tela. Es una técnica similar al patchwork, de origen japonés. Este estilo combina a la perfección con el denim y ofrece infinitas posibilidades creativas.


No importa en qué lugar se encuentre el descosido, existen parches que se adaptan a cualquier contorno de la prenda. Hoy en día la tendencia es tirar cualquier producto deteriorado, se considera que ha perdido todo su valor, y no se piensa ni por un segundo en repararlo. Puede que pienses que con el paso de los años y el consiguiente desgaste, tus vaqueros han perdido todo el valor que tuvieron en su día. No obstante, las reparaciones que le hagas a tus jeans no solo alargarán su vida, sino que además servirán para darles un estilo personal y convertirlos en prendas únicas de valor sentimental incalculable. Al estar en permanente renovación conservan el atractivo y la originalidad del primer día.

[product_categories_grid product_categories_selection="manual" ids="251, 141, 281"]