El sashiko es una antigua tradición japonesa que, originalmente, consistía en la reparación mediante bordados de prendas que habían sufrido desgaste por el uso.

Con el tiempo, esta técnica de reparación de ropa, inicialmente destinada remendar las prendas viejas, se ha ido convirtiendo en un arte, que le da las prendas en las que se utiliza, un aspecto único y elaborado, en el que la personalización de la ropa, se convierte en la guía que la hace totalmente especial y diferente.

¿Por qué adquirir prendas para que su uso se alargue con el tiempo?

La cultura de los últimos años, nos ha hecho pensar que la mejor opción es la de comprar en temporada, usar y tirar.

Sin embargo, una filosofía de vida, mucho más concienciada con la naturaleza, está buscando evitar precisamente esta mentalidad consumista, abanderada por prendas de baja calidad, que se estropean prácticamente al primer lavado.

Apostar por la reparación de la ropa, comprando prendas de mejor calidad y que aguanten el paso del tiempo, debería ser una opción a tener en cuenta.

Quizá, nos agobie el hecho de vernos siempre con los mismos modelos, que nos aburramos de que nuestro armario no varíe. Sin embargo, es cierto que hay muchas formas de darle una nueva vida a nuestras prendas, y por tanto convertirlas en un nuevo objeto personalizado con una entidad propia, que defina bien nuestra personalidad.

Numerosas son las técnicas utilizadas para esto, y cada vez más las modistas que se especializan en recuperar prendas de hace años, que por su composición y su fabricación, son de una calidad superior a lo que podemos encontrar en grandes almacenes hoy en día.

Comprar ropa de calidad actual, creada con los estándares de fabricación que se utilizaban hace años, te permitirá ahorrar con el tiempo, ya que estas prendas aguantarán mejor el envejecimiento.

La técnica del sashiko

La cultura japonesa es gran amante de la naturaleza, el respeto y cuidado de la misma. Por ello, no es de extrañar que se traslade no solo a su forma de vida, sino también a los motivos que se utilizan para decoración y también para la ropa.

sashiko kit
Crédito imagen: The Bees via Foter.com / CC BY-NC

Las formas geométricas, inspiradas en motivos naturales, como flores, plantas y caparazones de tortugas, podrán convertir un básico de tu armario en algo diferente, telas como el algodón o la seda son las más utilizadas en la cultura oriental, ya que además de ser naturales, aguantan bien los lavados y el paso del tiempo.

Una camiseta lisa, por ejemplo, puede modificar fácilmente su aspecto, si le ponemos un bolsillo tipo parche con uno de estos bordados. Si se trata de una camiseta de algodón, no sacará bollitos.

Mending my civvies with a little #sashiko #sashikorepair #denimrepair

Una publicación compartida de Jennifer Green (@jenn_red_green) el

Tus jeans o cualquier prenda denim puede cambiar totalmente su aspecto gracias a la personalización.

Apostar por bordados geométricos sencillos, inspirados en patrones naturales, que se reflejan en esta técnica, evitará que te canses o que tus prendas digan demasiado recargadas, con la ventaja de que las convertirás en algo único y personal, que no verás repetido por la calle.